Plantas tóxicas en Zaragoza

Las solanáceas son una familia de plantas que incluye especies tan habituales en nuestra dieta como el tomate o la patata, junto a otras muy tóxicas, como el estramonio o el beleño negro. Estas últimas no es difícil encontrarlas en cualquier solar de nuestras ciudades.

En botánica son muchas las plantas que poseen alguna sustancia química activa. En ocasiones estas sustancias pueden tener distintos usos medicinales. Por ejemplo, aunque actualmente la Aspirina se sintetiza en laboratorios farmaceúticos, el ácido acetilsalicílico fue sintetizado en 1897 por Felix Hoffman a partir de la corteza de una especie de Sauce (Salix alba), presente en las riberas de nuestros ríos. De otra planta, la Adormidera (Papaver somniferum), se extraen varias sustancias de uso habitual en medicina, como la morfina y la codeína…

A pesar de que una planta pueda tener propiedades medicinales esto no significa que podamos utilizarla tranquilamente para tratarnos con ella. Es como cualquier medicamento y su uso personal sin los debidos conocimientos y medios para su correcta extracción y dosificación conlleva enormes riesgos. Las sustancias químicas que poseen muchas plantas pueden resultar tóxicas si son indebidamente administradas, ya sea por la presencia de impurezas o por una mala elección de la dosis.

En Zaragoza es relativamente sencillo encontrar algunas especies de plantas con sustancias químicas muy activas, que las convierten en potencialmente peligrosas. Crecen silvestres en la ribera de los ríos e incluso en solares y parques de la ciudad. A continuación vamos a comentar algunas generalidades de las más comunes de estas plantas.

A la familia de las solanáceas pertenecen plantas muy conocidas como la Patata (Solanum tuberosum), el Tomate (Solanum lycopersicum) o el Pimiento (Capsicum annuum), de uso habitual en nuestras cocinas y sin las que sería difícil imaginar la dieta mediterránea. Sin embargo es un error pensar que estas especies han existido siempre en nuestro país. El cultivo del pimiento fue implantado por los árabes. El tomate se introdujo primero en España, después del descubrimiento de América, y desde allí se extendió al resto de Europa, igual que ocurrió con la patata.

Estramonio (Datura stramonium)

Estramonio (Datura stramonium)
Estramonio (Datura stramonium)

Sobre el Estramonio se discute acerca de su origen y mientras algunos autores dicen que procede de Méjico, otra gran parte lo cree originario de zonas cercanas al Mar Caspio. Lo que está claro es que cuando los españoles llegaron a América, lo encontraron por todas partes, así que su introducción en España fue vía América, como gran parte de las especies de la familia de las solanáceas.

Los diversos nombres con los que es conocida dicen mucho acerca de su toxicidad y peligrosidad; Higuera del Infierno, Hierba Hedionda, Higuera Loca, Manzana Espinosa o Berenjena del Diablo. Sus frutos llaman mucho la atención cuando están maduros y comienzan a abrirse a partir del final del verano. Este año de otoño suave todavía es posible encontrar algunos frutos recién abiertos.

El Estramonio crece con gran vigor al borde de caminos, en barbechos, escombreras y campos abandonados. En Zaragoza aparecen espontáneamente en obras de larga duración donde hay tierra descubierta o en solares y jardines mal cuidados. Su distribución es algo aleatoria y de un año para otro puede no crecer en el mismo sitio, aunque las semillas conservan su poder germinativo muchos tiempo y pueden volver a germinar al cabo de unos años. Toda la planta despide un olor nauseabundo bastante desagradable.

Contiene los alcaloides atropina, hiosciamina y escopolamina, pero la concentración de estas sustancias es más alta en las semillas. Posee virtudes relajantes y anestesiantes y es usada en medicina para atenuar el dolor. Es muy conocida por sus propiedades mágicas, aunque hay que decir que su uso está reservado para las empresas farmaceúticas y las brujas del medievo o los chamanes, porque es muy tóxica y ocupa el primer puesto en el ranking de mortalidad por plantas venenosas a nivel mundial. En España se han conocido algunos casos de intoxicación por Estramonio ya que es una planta muy fácil de localizar y obtener, pero no tanto de manipular.

Muy similar al Estramonio es el Métel (Datura metel), que presenta unas hojas enteras y las flores mucho más grandes que el primero. Igual de tóxico, es utilizado como planta ornamental en algunos jardines públicos del barrio de Las Delicias de Zaragoza.

Beleño Negro (Hyoscyamus Níger)

Beleño Negro (Hyoscyamus Níger)
Beleño Negro (Hyoscyamus Níger)

Entre las piedras de la muralla romana, cerca del Puente de Santiago, hay una interesante población de Beleño Negro. No es una planta muy llamativa y se presenta como una roseta de hojas a nivel del suelo (sin tallo definido). Por estas fechas puede identificarse gracias al tallo floral, bien surtido de cápsulas abiertas de donde caen las semillas.

Sus principios activos son los mismos que la Belladona pero en menor concentración. Según el diccionario de la real academia de la lengua, embeleñar significa adormecer con beleño, ya que la planta tiene efectos narcóticos.

Otras especies de solanáceas

La planta del Tabaco (Nicotiana tabacum) es otra solanácea muy conocida por ser la materia prima del tabaco de fumar. Como casi todas las especies de esta familia, su historia en España comienza con el descubrimiento de América en 1492. Allí ya era usada por los indios como planta medicinal, tóxica, mágica e incluso litúrgica.

Su principal compuesto activo es la nicotina, que se considera un veneno muy potente. Dosis de algunos miligramos de nicotina pura son capaces de matar en muy poco tiempo y el hecho de que no resulte mortal al ser fumada es debido a que el cuerpo humano se hace tolerante a esta droga y a que las cantidades contenidas en los cigarrillos son muy pequeñas. El tabaco no crece de forma espontánea en cualquier sitio. En España se cultiva en Extremadura y Andalucia.

La Dulcamara (Solanum dulcamara) y la la Hierba Mora (Solanum nigrum) si pueden encontrarse en Zaragoza, por ejemplo. La primera, también llamada Uvas del Diablo, crece con gran vigor en sotos y huertas del Ebro, trepando por encima de otras plantas y mezclándose muchas veces con zarzales. La segunda, conocida comúnmente como los Tomatillos del Diablo, es capaz de crecer en casi cualquier solar con tierra removida, incluso aunque escasee el agua.

Otras especies de la misma familia, que es posible que conozcamos aunque se ignore que pertenecen a esta alucinógena familia de las solanáceas, son la Belladona (Atropa belladona) y la Mandrágora (Mandragora officinarum). Ambas contienen compuestos activos muy potentes y han sido utilizadas en la antigüedad en todo tipo de ritos y recetas de brujas.

Revienta Caballos (Solanum eleagnifolium)
Revienta Caballos (Solanum eleagnifolium)

El Revienta Caballos (Solanum eleagnifolium) ha sido citado recientemente en el barrio de la Almozara (Zaragoza) por el naturalista Jose Antonio Domínguez. Es la segunda cita de esta especie en todo Aragón.

Enlaces de interés

Publicado originalmente por Federico Faci Miguel en el suplemento de Medio Ambiente “Frontera Azul” del Heraldo de Aragón del día 11 de diciembre de 2006.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.