Jardinería Ecológica

La jardinería ecológica puede considerarse una forma de jardinería sostenible ya que se fundamenta en el uso de especies de plantas autóctonas y la sustitución de herbicidas y abonos orgánicos por otros medios más naturales, como la autorregulación de posibles plagas por otras especies animales presentes en el jardín o el compostaje con los restos vegetales generados en el mismo jardín. Con esto se consigue atraer a la fauna también autóctona al jardín, que se convierte en una extensión del ecosistema en que nos encontremos.Una de las ventajas más inmediata de utilizar especies autóctonas es que no hay que esforzarse en su adaptación al terreno ni al clima, pues ya lo están y a la perfección. Así que el mantenimiento se reduce en alto grado. Aunque existen algunas especies exóticas ampliamente extendidas por todos los jardines de la península y que pueden utilizarse igual que las autóctonas ya que se encuentran muy adaptadas. Continuar leyendo “Jardinería Ecológica”

Los montes de Valsaín

Los Montes de Valsaín constituyen una de las masas forestales de Pinus sylvestris mejor conservadas de la Península Ibérica y tienen gran valor ecológico y paisajístico. Además albergan especies eurosiberianas, refugiados aquí desde la última glaciación, y varios endemismos ibéricos. En el caso de crearse el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama estos bosques no podrían quedarse fuera.

Están situados en la vertiente norte de la Sierra de Guadarrama y pertenecen al municipio de La Granja de San Ildefonso, en la provincia de Segovia. La sierra está situada en la parte centro-oriental del Sistema Central con las mayores elevaciones en el Pico de Peñalara (2430 m) y Cabeza de Hierro (2383 m). Ocupan una superficie de 10.761 hectáreas e incluyen los Montes Matas y Pinar.

El trabajo “Estudio del entorno de la flora de la Casa del Bosque de Valsaín“, que cuelgo aquí para libre descarga de quien desee consultarlo, tiene como objetivo principal conocer y estudiar las plantas vasculares que albergan los Montes de Valsaín, elaborando para ello un catálogo florístico de la zona. Dado que ya existían algunos estudios previos se elaboró para ello un listado actualizado y revisado de todas las plantas vasculares citadas en la zona y se hizo un análisis biogeográfico de las mismas.

Manual del plantador de jardines

Noel Clarasó fue un escritor catalán del siglo XX que publicó algunas de las mejores obras de jardinería en español. También tiene numerosas citas célebres, le dio al humor y escribió novelas y cuentos terror. Sin embargo me temo que es imposible encontrar un libro suyo sobre jardinería que no tenga más de 10 años. ¿Acaso ninguna editorial se ha dado cuenta del gran valor de sus obras?. ¿Por qué no conocemos a nuestros escritores contemporáneos y, en cambio, nos obligaban en el cole a leer La Regenta?. Aclararé que no tengo nada especial contra este libro de Leopoldo Alas pero estareis de acuerdo en que era un libro muy peñazo para preadolescentes. Termino con un extracto de la introducción del Manual del plantador de jardines (Editorial Labor, 1948) de Noel Clarasó. Continuar leyendo “Manual del plantador de jardines”

La edad de un árbol

Existen tres maneras de determinar la edad de un árbol. La técnica de datación del carbono 14 es una de ellas pero está fuera del alcance del común de los mortales. En las zonas de la tierra con clima templado donde existen estaciones marcadas, el crecimiento de los árboles varía entre la estación cálida y la fría. Esto genera un anillo de crecimiento ancho y de color claro en la estación cálida y otro mucho más estrecho y de color oscuro durante el invierno. Contando los anillos puede determinarse la edad del árbol. No hace falta talar la planta para contar los anillos, ya que se pueden extraer barrenos del tronco.

Este método de contar anillos no puede usarse en climas tropicales ya que los árboles crecen de forma continuada y no presentan anillos de crecimiento marcados. En estos casos se usan estimaciones observando la velocidad de crecimiento del árbol.

La dendrocronología es la ciencia que estudia los anillos de los árboles para conocer el pasado. Se conocen árboles de hasta 5.000 años de edad y del estudio de sus anillos de crecimiento se pueden obtener series que pueden relacionarse con procesos hidrológicos, geomorfológicos y climatológicos.

El trozo de madera de la imagen mide unos 10 centímetros de diámetro y pertenece a una sabina albar que murió el año pasado en el monte de Pina. La edad estimada de esta ramita es de unos 70 años. Si os fijáis el centro del tronco está desplazado a la derecha de la imagen. Esto se debe a las tensiones producidas por los vientos dominantes y a la búsqueda del equilibrio por parte del árbol que desea crecer recto. Otros factores que causan esta diferencia en los anillos son la pendiente y la disponibilidad de luz.